Salud Visual

Hipermetropía

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

La hipermetropía es una condición visual que afecta de distinta forma según la edad y la magnitud, aunque usualmente, los objetos que están lejos se ven claros, y los cercanos puede costar trabajo verlos nítidamente durante largo tiempo.

Los ojos hipermétropes no son lo suficientemente potentes como para formar las imágenes de los objetos sobre la retina, debido a que su tamaño es demasiado pequeño o la córnea es demasiado plana, la imagen se forma detrás de la retina.

Signos y síntomas

Los síntomas más habituales son los siguientes, aunque no necesariamente han de aparecer todos ellos:

  • Dificultad para mantener enfocados objetos cercanos.
  • Fatiga ocular y/o dolor de cabeza después de trabajar de cerca.
  • Dolor ocular.
  • Irritación ocular.
  • Sensación de ardor ocular.
  • Estrabismo en niños (en algunos casos).

Diagnóstico

Normalmente las pruebas visuales que se hacen en los colegios a los niños suelen ser insuficientes para detectar la hipermetropía. Para diagnosticarla es necesario realizar un examen visual completo.

Los niños con hipermetropía, en su primera etapa escolar, no suelen manifestar ninguna queja; por ello, es necesario examinarles periódicamente con el fin de descartar cualquier posible problema.

Manejo clínico usual

Las hipermetropías bajas a veces no necesitan corrección, ya que se pueden compensar mediante un pequeño esfuerzo visual reflejo. Esto suele ocurrir en personas jóvenes que no manifiestan ningún síntoma.

En otros casos, se prescriben gafas o lentes de contacto que se tendrán que utilizar todo el día o parte de él, dependiendo de la actividad de cada uno y de la graduación.